lunes, 17 de diciembre de 2012

LO BUENO Y LO MALO DE LA FERIA TAURINA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS 2012



Difinitivamente Daniel Luque estuvo cumbre con su actuación en la última corrida, además ha habido otras  faenas que destacar. En el aspecto ganadero ubieron toros que estuvieron regularmente presentados y de juego destacable; lamentablemente el encierro titular de la penúltima corrida no tuvo las hechuras como para una corrida.
Por: Gonzalo Villanueva M.
Director y conductor de “Panorama Taurino” que va los martes a partir de las 8:30 pm por radio Comas 1300 AM (www.radiocomas.com).
LO BUENO
La empresa. La empresa hizo el esfuerzo empresarial y económico para contratar a los espadas más destacados del mundo e incluso hubo el intento por traer a José Tomas.
Los matadores contratados justificaron con argumentos  su presencia en Acho. Daniel Luque le hizo una extraordinaria faena a “Lotero” de San Esteban de Ovejas, en la última corrida, para muchos fue la mejor faena de la Feria, por eso se justifica que le hayan entregado el Escapulario de Oro. Enrique Ponce estuvo poderoso en la faena a “Bodeguero” de Roberto Puga, él constrtuyó esa faena. Iván Fandiño, se justificó con vergüenza torera en sus tres tardes, porque intentó hacerle faena adecuada a los toros que le tocó en suerte, Fandiño construyó con dominio una extraordinaria faena al toro “Cambalache” de la Carolina. Julian López “El Juli” nos mostró que es un espada dominador y así lo vimos en grande con “Aventurero” de San Esteban de Ovejas, a quien lo sometió con el toreo bueno y clásico. Juan José Padilla que tuvo el mejor recibimiento de la afición en Feria, nos ofreció uno buenos pares de banderillas en su presentación, con su toreo lleno de pundonor nos dejó ver algunos detalles de su arte con “Negrito” de San Esteban de Ovejas. Alfonso de Lima estuvo a la altura de un gran toro, como lo fue “Vencedor” de San Esteban de las Palmas a quien lo lidió con mucho conocimiento, sobre todo por el pitón derecho. Miguel Angel Perera, con mucha quietud le hizo tal vez la mejor lidia de la Feria a “Espandero” de San Sebastián de las Palmas que caló grandemente en la afición, lástima que por no usar bien el acero se perdió las dos orejas. Juan Bautista este año ha hecho su mejor presentación en Acho, ha toreado con mucho mando, temple y empaque, ha dejado su nombre en alto. Javier Castaño ha dejado en alto su pundonor y valentía torera.

Daniel Luque, en la mejor faena de la feria que fue a “Lotero” de San Esteban de Ovejas, que le valió para ganar el Escapulario de Oro.

Los subalternos. Los picadores nacionales que mejor presentación han tenido han sido César Caro y “El Toto”, señanaldo bien la pica y aguantando, tal como debe ser. En la brega quienes han tenido una regular presentación han sido Ricardo Ramos “El Loro” y César Díaz “El Yuca”.
Los toros. Los toros colombianos de Achury Viejo, La Carolina, San Esteban de Ovejas y San Sebastian de las Palmas, la mayoría regularmente presentados; aunque algunos pobres de pitones y otros algo terciados. Por su juego han destacado: “Vencedor” Nº 805 de la ganadería colombiana de San Esteban de las Palmas, lidiado por Alfonso de Lima, un toro con un buen trapío y que tuvo un gran pitón derecho; pero hizo una corta pelea en varas, de ahí que creemos que su indulto fue exagerado, pero si se mereció el Escapulario de Plata; “Lotero” Nº 821 de San Esteban de Ovejas que fue lidiado por Daniel Luque, un toro que se fue a más sobre todo por el pitón derecho. “Espantero” de San Esteban de las Palmas lidiado por Miguel Ángel Perera, también fue un buen toro, quizás lidiado más del tiempo necesario.

“Vencedor” Nº 805 de San Sebastián de las Palmas, un buen toro sobre todo por el pitón derecho que fue lidiado por Alfonso de Lima. “Vencedor" fue premiado con el Escapulario de Plata.
 


El público. Hizo valer su derecho de exigir el toro – toro; pues la presencia y el trapío de un astado es la base de la fiesta. Para Acho y su Feria siempre tenemos que exigir lo mejor.
La autoridad. Estuvo acertado en otorgar algunos premios y conducir con regular éxito el desarrollo de la lidia.
LO MALO
La empresa. Haber reseñado y comprado algunos astados que no tenían las hechuras mínimas como para una corrida de toros, este hecho incomodó en demasía a la afición.
Algunos aficionados no se abonaron porque les parecieron muy altos los precios de los abonos, a pesar de que se programó una corrida más. También, el alto costo de las entradas sueltas les pareció muy elevado; por eso muchos aficionados sólo se anotaron para algunas corridas. La actual coyuntura que está pasando el toreo, nos lleva a ver que costos deben ser más realistas para atraer a la afición. En muchos lugares en vez de subir, se han bajado los precios de las abonos y las entradas sueltas.
No hubo las facilidades como para dejar pasar gratis a los niños hasta diez años acompañado de un adulto con entrada, tal como sucedía antes. Hay que tener presente que los espectáculos taurinos son diferentes a los otros tipos de espectáculos, por eso hay que dar las facilidades necesarias para que los niños asistan a las corridas, porque la afición a los toros se forman en la niñez.
Hubo casi nula publicidad en las calles, como lo había décadas atrás, sobre todo en el centro de Lima. Se debe de dejarse notar que Lima tiene su Feria Taurina, y la publicidad debe de estar en el ojo de los limeños.
Dar facilidades del caso a la prensa taurina que realmente lo requiere, para presenciar el pesaje y el trapio de los astados en los corrales, el acceso al callejón para cumplir con su función (No todos tuvieron estas facilidades); sin embargo en el callejón había mucha gente que nada tenía que ver en ese lugar.
Los matadores. José María Manzanares, una de las grandes figuras de la actulidad, tuvo poca suerte con el lote que le tocó, al igual que Fernando Roca Rey. El Fandi no tuvo la presentación que esperábamos de él, sólo nos ofreció algunos pares buenos de banderillas. A pesar del gran cartel que tiene Iván Fandiño en Lima, muchos aficionados creyeron de que sólo debió tener dos tardes en Acho, por eso de las sustituciones, otros creen que se le debió dar la oportunidad a Sebastián Castella en alguna sustitución (que fueron justificadas).
Los subalternos. Varios subalternos, sobre todo los nacionales, no estuvieron muy acertados en la pica, otros en la brega y en las banderillas. A algunos se les notó con sobre peso. Un torero tiene que tener dominio en lo que hace y complementarlo con una buena preparación física y mental.
El ganado. El ganado debe tener y parecer la edad y el tarpío según el espectáculo programado. Creemos que el toro para Acho debe de tener entre cuatro años y medio a cinco y el novillo tres años y medio a cuatro, como promedio y con el peso, las hechuras y el trapío que requiere una plaza de primera categoría. Si no es así, el público se siente engañado y deja de ir a las corridas. Al cliente (aficionado), hay que darle las mejores atenciones, para que adquiera un producto.  Para muchos, los astados de Roberto Puga, no tenían las hechuras como para una corrida de toros.
El público. Un sector minoritario a veces exige que a todos los toros se le puede lidiar en los medios del ruedo o en un solo lugar, se tiene que entender que cada toro tiene su lidia y no a todos se le puede lidiar como si fueran nobles y con movilidad.
La autoridad. El Juez, para dar la segunda oreja de un mismo toro, además de la buena lidia debió tener en cuenta la buena ejecución de la suerte suprema; algunas veces falló en este aspecto. Dar pase a astados impresentables como para una corrida. Para muchos exageró al indultar a "Vencedor", ya que hizo una corta pelea en varas. Cambiar el tercio en sólo dos banderillas al segundo toro de Padilla, cuando el reglamento dice tres pares. Lo del examen post morten de las reses lidiadas, es un tema pendiente que por respeto propio y la del público de Acho se debe de realizar en forma permanente. En el pesaje de las reses debe de participar también INDECOPI, porque ha habido dudas en este aspecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada